Feeds:
Entradas
Comentarios
Si estás pensando en reemplazar tu coche, el autobús o el metro por una bicicleta, entonces es importante que conozcas las repercusiones de esa decisión. 
 

1. Pérdida de peso. Si estás tratando de ser gordo, el ciclismo no es lo adecuado para ti. Andar en bicicleta es conocido por eliminar calorías de las reservas de grasa del cuerpo.

2. Respiración más lenta. Las personas que andan en bicicleta regularmente, necesitan más tiempo entre cada respiración, ya sea cuando se ejercitan o en tiempo de reposo.

3. Peligrosa disminución de stress. Aquellos que se transportan al trabajo en bicicleta son menos propensos a ser hostiles, lo cual es una herramienta importante para sobrevivir en el mundo de hoy.

4. Puntualidad. Ser capaz de navegar en el tráfico de la ciudad, tomar atajos en lugares donde no caben los coches, y elegir entre las vialidades de autos y bicicletas, frecuentemente deja a los ciclistas aburridos esperando a que lleguen el resto de sus colegas.

5. Estimulación mental sin cafeína. Aquellos que usan la bicicleta seguido obtienen un sentido de alerta natural, y por lo tanto no pueden justificar la taza de café mañanera.

6. Sentimiento de invencibilidad. Las personas que son su propio medio de transporte, muchas veces sienten que pueden lograr cualquier cosa.

7. Puede llevar a otras actividades. Andar en bici propicia la curiosidad, exploración, e incluso la dependencia de otros vehículos no motorizados.

8. Extrema alegría. Los ciclistas regulares tiene problemas para entender la ira de los conductores de coche, y por lo tanto se quedan afuera del popular pasatiempo de hablar sobre el tráfico. Demasiadas sonrisas pueden causar líneas de expresión en la cara.

CONSECUENCIAS_ANDAR_BICICLETA

Bicívicos

El pasado 9 de noviembre se emitió en “El Escarabajo verde” el interesante documental “Bicívicos“, donde se analizaba la situación de los ciclistas urbanos en la ciudad de Barcelona. Creo que merece la pena verlo para ser conscientes del auge de la bicicleta como medio de transporte.

Sinopsis: La bicicleta urbana es cada vez más popular, tanto que en muchas ciudades disponen ya de un sistema público de bicis que forma parte del transporte público municipal. Barcelona es el referente mundial de transporte público en bicicleta con sesenta mil abonados. Pero las autoridades consideran que el aumento de ciclistas ha originado problemas de convivencia entre ellos y los peatones y el ayuntamiento quiere poner límites a la bicicleta. Los ciclistas aseguran que todo se resolvería circulando cívicamente.

No es que uno esté obsesionado con la bici, pero a veces uno ve bicicletas en los lugares más insospechados.

Serranía de Cuenca

Camping de Las Majadas, 22-23 de septiembre

Antes de que se acabe el veranillo nos hemos venido a tierras manchegas para pedalear. El sábado nos perdimos por los laberintos de Los Callejones y luego recorrimos una de las infinitas pistas que hay por la zona, cruce de corzos incluido. El domingo, más que pedalear, nos deleitamos en los magníficos miradores sobre el Júcar. Bueno, algunos intentaron llegar a Uña pero se quedaron en la tercedra falange, ge, ge. Julia tenía ganas de probar la tierra y así lo hizo con el leñazo que se pegó. Urge un curso de bajadas trialeras. ¿Alguien se ofrece?

Y también las panorámicas de Tomás. Tenéis que pinchar en pantalla completa, a la izquierda debajo de “View All”, despues navegar por la imagen usando el ratón. Si estas registrado o te registras, puedes marcar algun detalle con la herramienta “take a Snapshot”:

http://gigapan.com/gigapans/115292
http://gigapan.com/gigapans/115291
http://gigapan.com/gigapans/115296
http://gigapan.com/gigapans/115289
http://gigapan.com/gigapans/115214
http://gigapan.com/gigapans/115205

Navarra, puente de mayo 2012

Este fin de semana hemos hecho la visita periódica a nuestro amigo Viriato. Si el anterior fin de semana en la Vía Verde de la Jara fue relajado y para crear afición, este nos ha hecho sudar a todos y probar la pericia en las bajadas trialeras. El sábado hicimos el itinerario Navamorcuende-Buenaventura-Sartajada-Almendral-Navamorcuende (39 km). La bajada a Buenaventura podía haber sido una “malaventura” por lo pendiente del terreno y las zanjas en el camino. Más de uno dudó que superáramos la prueba, pero lo conseguimos sin bajas, excepto la bici de Ramino que posteriormente no sobrevivió a su aterrizaje. Luego, como siempre, tocó el remate final de las duras rampas de subida al albergue por la Cañada Leonesa, todo para hacer hambre y deborar los filetes rebozados de pescado de la cena. El domingo subimos parte del puerto del Piélago, pero luego nos metimos por el precioso camino de Hinojosa. Un trayecto muy bonito superado únicamente por el siguiente camino entre dehesas hasta Marrupe. Total: un gustazo a pedales.

Copo indicándonos el camino a seguir

Sonrisas y rehidratación después del rampón de subida

Entre dehesas hacia Marrupe

Juan Antonio, Pedro y Maru esprintando por el Premio de la Montaña

Un descansito en Hinojosa

Aprovechando el persistente anticiclón que tenemos instalado en la península, este año hemos adelantado las actividades de fin de semana al mes de febrero y nos hemos ido a conocer la Vía Verde de la Jara. Desde la estación de Calera y Chozas hasta la de Pizarrita hicimos 38 km, todo llanito, magnífica temperatura  y… ¡con alforjas! Por el camino había varias estaciones abandonadas y un sinfín de túneles donde se divirtieron mucho los pequeños (y no tan pequeños) bicimundistas. La diversión continuó en la estación de Pizarrita donde cenamos y dormimos en los vagones habilitados para tal fin. Después de hacer el trayecto nocturno hasta Vladivostok, ida y vuelta, amanecimos de nuevo en  Pizarrita e hicimos los 38 km de vuelta hasta Calera y Chozas. Un fin de semana estupendo. Gracias, Marta, por la organización y enhorabuena a todos los pequeños que fueron todo un ejemplo de esfuerzo y superación.

Kilómetro 0 en Calera y Chozas

Una parada en el camino

La vía verde discurre por bellos paisajes mediterráneos

Estación de Pizarrita, con su vagón-restaurante y su vagón-litera

Los túneles, toda una diversión para pequeños y mayores